En el décimo episodio del podcast Se Vale Preguntar de Darlington Medical Associates, la trabajadora social Johanna Karis y la ginecóloga Yarí Vale Moreno abordan un tema crucial para la salud sexual y reproductiva: las diferencias entre la Plan B y los medicamentos para abortar. A continuación, desglosamos las principales diferencias y aclaraciones sobre estos dos métodos.

¿Qué es la Plan B y cómo funciona?

La Plan B, conocida también como levonorgestrel, es un anticonceptivo de emergencia. Anteriormente se administraba en dos dosis, pero actualmente se presenta en una única dosis de 1.5 mg. Su principal función es retrasar la ovulación, asegurando que el óvulo liberado no sea ideal para la fertilización. Por eso, la Plan B es más efectiva cuanto antes se tome después de la relación sexual de riesgo, con un máximo de entre 72 a 120 horas. Es importante destacar que la Plan B no afecta un embarazo ya existente y no daña la implantación del óvulo fertilizado en el útero.

Situaciones en las que se utiliza la Plan B

  1. Violencia sexual: Los hospitales deben ofrecerla como parte del protocolo para prevenir embarazos no deseados.
  2. Falla de métodos anticonceptivos: Ruptura de un condón o falla en el uso de otros anticonceptivos.
  3. Olvido de anticonceptivos orales o anillos vaginales: Si han pasado más de tres días desde que debía tomarse o insertarse el anticonceptivo regular.

Un mito común es que la Plan B es abortiva. Esto es falso. La Plan B es una progesterona y no afecta un embarazo ya existente. Estudios han demostrado que la Plan B no desprende el embarazo de la pared uterina. Además, los cambios en el etiquetado del producto en 2021 reafirman que no tiene impacto en la implantación del óvulo fertilizado.

Por el contrario, los medicamentos para abortar, como la Mifepristona (Mifeprex) y el Misoprostol, son completamente diferentes a la Plan B. La Mifepristona es un anti-progestágeno que bloquea la progesterona necesaria para mantener el embarazo, causando que se desprenda de la pared uterina. Posteriormente, el Misoprostol provoca contracciones uterinas para expulsar el contenido.

grafica para explicar las principales diferencias entre la Plan B y los medicamentos abortivos

Principales diferencias entre Plan B y los medicamentos para abortar.

Otros métodos anticonceptivos de emergencia como alternativas a la Plan B

Además de la Plan B, existen otros métodos anticonceptivos de emergencia como:

  1. Dispositivos Intrauterinos (DIU): Tanto el DIU de cobre como el hormonal (Mirena, Liletta) son efectivos y no tienen restricciones de peso.
  2. Ella (Ulipristal Acetato): Más eficaz que la Plan B, especialmente después de tres días y en mujeres que pesan más de 165 libras, aunque es menos accesible porque requiere receta médica.

Es crucial diferenciar entre la Plan B y los medicamentos para abortar. La Plan B es un anticonceptivo de emergencia que previene el embarazo retrasando la ovulación y es efectiva solo antes de la implantación del óvulo fertilizado. En cambio, los medicamentos para abortar como la Mifepristona y el Misoprostol se utilizan para interrumpir un embarazo confirmado hasta las 11 semanas.

En Darlington Medical Associates, ofrecemos información y acceso a estos métodos para asegurar que nuestros pacientes tomen decisiones informadas sobre su salud reproductiva. Si necesitas más información o tienes preguntas, no dudes en sacar tu Cita Hoy. ¡Se Vale preguntar!